Síguenos en:

Aplicaciones

Edificación

Aislamiento acústico

1.- Introducción
La continua evolución de productos y sistemas ha convertido al poliestireno expandido en un producto demandado para su uso como aislante acústico.

Dentro de la familia EPS existen dos tipos de productos diferenciados, el poliestireno expandido (EPS) y el poliestireno expandido elastificado (EEPS) por sus siglas en inglés. La norma UNE-EN 13163 clasifica al EEPS en dos tipos: EPS-t, para aplicaciones en las que el aislamiento va a estar sometido a carga o EPS-SD, para aplicaciones en las que el aislamiento no va a estar sometido a carga.

El proceso mecánico de elastificación consiste en prensar el poliestireno expandido a fin de romper su rigidez interior y convertirlo en un material con capacidad de recuperación y baja rigidez dinámica. Además, mediante la incorporación de un aditivo que actúa como absorbente de infrarrojos (EPS gris), se consigue aumentar al mismo tiempo las prestaciones térmicas del material.

El resultado es un poliestireno expandido elastificado con propiedades adecuadas para su uso como barrera acústica, tomando un papel protagonista en el cumplimiento de las exigencias de aislamiento térmico y acústico de la actual normativa de edificación.

2.- Propiedades acústicas del EPS

La norma UNE-EN 13163, establece las características y métodos de ensayo para productos de EPS. Entre estas características se encuentra la determinación de las propiedades acústicas mediante la evaluación de dos parámetros: la rigidez dinámica y la clase de compresibilidad (de declaración obligatoria para el marcado CE).

Rigidez dinámica (UNE-EN 29052-1) La rigidez dinámica es la propiedad que se emplea para definir la capacidad de amortiguación de ruido de impacto. El bajo valor de rigidez dinámica que presenta el EEPS, es fundamental para determinadas aplicaciones, como son los suelos flotantes. Además, los productos con un valor reducido de rigidez dinámica mejoran el aislamiento acústico a ruido aéreo en cerramientos tipo trasdosado, por ejemplo en complejos de EEPS y paneles de yeso laminado (también conocido como “doublage”), así como en cerramientos con aislamiento por el exterior bajo revoco (SATE).

Clase de compresibilidad UNE-EN 12431). La compresibilidad mide deformación de un material a lo largo del tiempo bajo una carga constante (como por ejemplo el peso del mortero, baldosas o muebles), e indica si las propiedades acústicas se verán afectadas a lo largo del tiempo.

Las especificaciones del EPS empleado en el aislamiento a ruido de impacto deben ser, al menos, las que se muestran en la Tabla 1.

3.- Características acústicas de los elementos constructivos

Las características de los elementos constructivos que se deben conocer para proyectar el tratamiento acústico mediante las distintas opciones de cálculo se recogen en la tabla 2.

4.- Aplicaciones del EEPS en el aislamiento acústico

Por sus prestaciones, las principales aplicaciones para las que se recomienda la utilización de EEPS, son aquellas en que se precisa un aislamiento acústico a ruido de impacto. El objetivo de un aislamiento acústico a ruido de impacto es cortar el camino de transmisión de vibraciones mediante la interposición de materiales elásticos.

El Catálogo de Elementos Constructivos evalúa el comportamiento acústico de soluciones constructivas de uso común y refleja los valores correspondientes de ΔRA y ΔLW que se obtienen con la incorporación del material aislante a ruido de impactos.

4.1 Suelos flotantes El EEPS cuenta con una capacidad de recuperación que le hace ideal para la mejora del aislamiento al ruido de impacto a través de los forjados y, por lo tanto, para su uso en suelos flotantes.

Además, la versatilidad en la fabricación de este material hace posible la realización de un producto multifunción, como es el caso de las placas de EPS para el aislamiento de suelos calefactados con aislante acústico incorporado.

Para caracterizar las propiedades acústicas del EEPS, se han realizado ensayos en un suelo flotante compuesto por losa de hormigón armado de 15 cm de espesor (forjado normalizado según norma UNE-EN ISO 140-8), sobre la que se colocan las planchas de poliestireno expandido elastificado (EEPS) de 20 mm de espesor y 20 kg/m3 de densidad medida. Sobre el aislante acústico se coloca una losa de hormigón armado de 40 mm de espesor. Previo al hormigonado de la losa, se ha situado una lámina de polietileno cubriendo el EEPS. Los resultados del ensayo se recogen en la tabla 3.

El EEPS ayuda al cumplimiento de los requisitos de aislamiento térmico y acústico para las siguientes soluciones de suelos flotantes recogidas en el Catálogo de Elementos Constructivos del Código Técnico de la Edificación

El EEPS colocado en suelos flotantes, produce una mejora a ruido de impacto del elemento, ΔLw, que puede alcanzar hasta los 30 dB

4.2 Trasdosados para elementos verticales. En paramentos verticales, el EEPS se utiliza para realizar trasdosados directos, combinando el material con placa de yeso laminado (sistema conocido como doublage) y adhiriendo el conjunto sobre la hoja principal. Las propiedades amortiguadores del EEPS derivadas de su baja rigidez dinámica, facilitan el cumplimiento de los requisitos acústicos de este sistema.

4.3 Bandas Para completar el aislamiento acústico, se incorporan bandas de EEPS, bien para desolidarizar encuentros de una partición con suelos, techos u otras particiones o, colocadas en el perímetro de la fábrica, para evitar las transmisiones laterales por flancos.

Contacte con nosotros

ANAPE
Asociación Nacional de Poliestireno Expandido
Pº. Castellana, 203 - 1º Izquierda
28046 Madrid. Tel. 91 314 08 07

© 2017 Anape | Política de privacidad | Aviso legal