Síguenos en:

Construcción Sostenible

La edificación sostenible es aquella que asegura la calidad ambiental y la eficiencia energética de un edificio durante todo su ciclo de vida, desde su fase de diseño y construcción, pasando por la fase de uso y mantenimiento y finalizando con su derribo o demolición. En consecuencia la edificación sostenible tiene en cuenta:

  1. La adecuación del diseño a las condiciones climáticas y ambientales de la zona.
  2. La selección de materiales y sistemas constructivos ambientalmente correctos.
  3. El uso de energías renovables y criterios de eficiencia energética.
  4. El mantenimiento y rehabilitación energética.
  5. La deconstrucción y valorización de residuos.

Para analizar el comportamiento del EPS desde el punto de vista de la sostenibilidad en la construcción, se deben considerar todas y cada una de las etapas de su ciclo de vida: desde la fabricación y el transporte del producto, pasando por su importante papel en el ahorro de energía y emisiones durante la vida en servicio del edificio y, por último, la gestión de los residuos de construcción y demolición.

Producto respetuoso con el medio ambiente

Los impactos ambientales del EPS desde la extracción de las materias primas hasta su entrega en la obra se han analizado y publicado en varias Declaraciones Ambientales de Producto (DAPs). En su fabricación se utiliza un 98% de aire y solo un 2% de materias primas, no se emplean HCFCs y los procesos presentan una reducida demanda de agua y energía. Además, su baja densidad hace que el transporte del producto consuma pocos combustibles fósiles y produzca limitadas emisiones a la atmósfera.

Contribución a una construcción que ahorra energía

Los edificios son responsables del 40% del consumo final de la energía y del 36% de las emisiones de CO2 y son un elemento estratégico para conseguir un ahorro de energía y una reducción de emisiones a partir de la mejora de su eficiencia energética

El correcto aislamiento de la envolvente del edificio es fundamental para limitar la demanda energética puesto que es la superficie por donde se va a producir el intercambio térmico con el exterior. El EPS desempeña un papel fundamental en la concepción y rehabilitación de una envolvente térmica que ayude a conseguir una construcción más sostenible, que consuma menos recursos y genere menos emisiones para la lucha contra el calentamiento global.

Nueva vida para los residuos

Al final de su vida útil, el EPS se puede reutilizar, reciclar o recuperar la energía contenida en el producto mediante su incineración en plantas energéticas, bien para la calefacción local o para la generación de electricidad.

Contacte con nosotros

ANAPE
Asociación Nacional de Poliestireno Expandido
Pº. Castellana, 203 - 1º Izquierda
28046 Madrid. Tel. 91 314 08 07

© 2017 Anape | Política de privacidad | Aviso legal