Síguenos en:

Construcción Sostenible

Marco Normativo

1.- Introducción

La eficiencia energética es un aspecto esencial de la estrategia europea para un crecimiento sostenible en el horizonte 2020, y una de las formas más rentables para reforzar la seguridad del abastecimiento energético y para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de otras sustancias contaminantes. Este es el motivo por el que la Unión Europea se había fijado como objetivo para 2020 aumentar en un 20 por ciento la eficiencia energética.

Pero el Consejo Europeo reconocía, en febrero de 2011, que no se estaba avanzando hacia este objetivo y que se requerían otras actuaciones para aprovechar el considerable potencial de incremento del ahorro de energía en los edificios, los transportes y los procesos de producción y manufacturación.

2.- Eficiencia energética

Para potenciar la consecución de los objetivos de eficiencia energética, en 2012 se publica la Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética. Esta directiva crea un marco común para fomentar la eficiencia energética dentro de la Unión y establece acciones concretas que lleven a la práctica alguna de las propuestas incluidas en el Plan de Eficiencia Energética 2011 para poder alcanzar el considerable potencial de ahorro de energía no realizado. Para ello se definen e implantan las auditorías energéticas, los sistemas de acreditación para proveedores de servicios energéticos y auditores energéticos, la promoción de la eficiencia energética en los procesos de producción y uso del calor y del frío y la contabilización del consumo de agua caliente sanitaria, de calefacción y de refrigeración.

3.- Eficiencia energética en la edificación

El marco normativo que regula los criterios y objetivos para una construcción sostenible se recoge en la Directiva 2002/91/CE, de 16 de diciembre de 2002, relativa a la Eficiencia Energética de los Edificios, modificada mediante la Directiva 2010/31/UE de 19 de mayo de 2010.

La Directiva 2002/91/CE se apoyaba en tres herramientas: el establecimiento de requisitos de eficiencia energética en edificios nuevos, y existentes que lleven a cabo grandes obras de renovación; la introducción de certificados de eficiencia energética; y las inspecciones de sistemas de climatización de tamaño medio y grande.

La Directiva 2010/31/UE refuerza la directiva anterior y acuña nuevas obligaciones entre las que destaca la obligación de que todos los edificios construidos a partir de 2020, sean Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo (ECCN). Para ello, los EE.MM. deberán definir los ECCN y elaborar y comunicar a la Comisión los Planes Nacionales destinados a aumentar el número de ECCN. La propuesta española consta de dos fases:

  • Fase intermedia (2015), que comprende la actualización de la reglamentación técnica de eficiencia energética (ya realizada durante el año 2013, con la actualización del Documento Básico de Ahorro de energía, del Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios y de la Certificación Energética de edificios);
  • Fase final (2018): Donde se definirá reglamentariamente el concepto ECCN y se establecerá la obligación de que todos los edificios nuevos sean ECCN a partir de 31 de diciembre de 2020 (31 de diciembre de 2018 para edificios nuevos de la Administración).

4.- ECCN con EPS

La industria del EPS está preparada para aislar edificios de consumo de energía casi nulo - Alimarket (Ago14)

Aunque la definición de un EECN es a día de hoy una incógnita en términos de legislación y normalización, lo que sí está claro es que, desde el punto de vista técnico, estos edificios estarán basados en una fuerte limitación de la demanda, lo que implica necesariamente que el aislante aporte una alta resistencia térmica.

El caso del poliestireno expandido (EPS) es un caso de éxito en las construcciones de este tipo que desde hace tiempo se realizan en centroeuropa (casas pasivas - passivehaus) y ello se debe, tanto a la evolución de la materia prima dirigida a conseguir productos con mejor rendimiento térmico y mayor facilidad de instalación, como a la evolución de la normativa aplicable al producto.

Muchos de los desarrollos del EPS resultan claves para conseguir EECN, entre ellos:

  • La incorporación de controladores de radiación en la matriz del poliestireno
  • La obtención de planchas de mayor espesor mediante moldeo o corte;
  • La impresión de texturas superficiales para la mejora de la instalación;
  • Los machiembrados y encajes con otras piezas;
  • La facilidad de actuación sobre los puentes térmicos;
  • Las normas y certificaciones que establecen las características y niveles óptimos del material para aplicaciones de alta exigencia;
  • La normativa de control de ejecución de obra.

5.- Reglamentación española en el marco de la eficiencia energética

La transposición de las Directivas anteriores al marco jurídico español se ha realizado a través de tres normas:

Código Técnico de la Edificación (CTE), aprobado por el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo. El Código Técnico de la Edificación es la norma por la que se establecen las exigencias básicas de calidad que deben cumplir los edificios, incluidas sus instalaciones, para satisfacer los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad. Consta de una primera parte que contiene las Condiciones Técnicas y Administrativas, las Exigencias Básicas y las Disposiciones Generales; y una segunda parte que incluye los denominados Documentos Básicos. La eficiencia energética se aborda en el Documento Básico de Ahorro de Energía. En él se incluyen tanto estrategias energéticas pasivas (como pueden ser la orientación o la mejora de la envolvente del edifico) como estrategias energéticas activas (incorporación de instalaciones y sistemas). Además, se caracterizan y cuantifican las exigencias básicas mediante niveles o valores límite de las prestaciones de los edificios y se establecen procedimientos de cálculo y verificación para acreditar el cumplimiento de dichas exigencias. Se estima que la aplicación de esta norma permitirá reducir entre un 30% y un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero generadas en este sector

Además establece que todas las viviendas de nueva construcción tengan una calificación energética mínima con una letra B.

Procedimiento Básico para la Certificación de Eficiencia Energética de Edificios de Nueva Construcción, aprobado por el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril. Este Real Decreto establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética. Este certificado debe incluir información objetiva sobre las características energéticas del edificio, de forma que se pueda valorar y comparar su rendimiento energético con el fin de promover la construcción de edificios de alta eficiencia energética y la inversión realizada en ahorro de energía.

Reglamento de Instalaciones Térmicas de la Edificación (RITE), aprobado por Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio. Constituye la norma básica en la que se establecen las exigencias de eficiencia energética y de seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas en los edificios para atender la demanda de bienestar e higiene de las personas. El contenido del RITE afecta al diseño, dimensionado, ejecución, puesta en marcha, manejo, mantenimiento, uso e inspección de estas instalaciones térmicas y tiene una estructura similar al CTE (con Disposiciones Generales e Instrucciones Técnicas en lugar de Documentos Básicos).

Contacte con nosotros

ANAPE
Asociación Nacional de Poliestireno Expandido
Pº. Castellana, 203 - 1º Izquierda
28046 Madrid. Tel. 91 314 08 07

© 2017 Anape | Política de privacidad | Aviso legal